Unos cuantos meses en la inopia.

Consecuencia de aquel bocata y de unas cuantas sidras, vinieron unos meses tontos. Puestos a recibir palos por todo, más vale que al menos lo sean con razón.

Escribir comentario

Comentarios: 0